Rusia sacará la primera vacuna contra COVID-19 antes de octubre

 Rusia sacará la primera vacuna contra COVID-19 antes de octubre

La aprobación debe producirse «en agosto o en septiembre» de manera que pueda salir al mercado antes de octubre.

MOSCÚ, Rusia.– Rusia confía en poder sacar al mercado la primera vacuna en el mundo contra la COVID-19 antes de octubre, anunció este jueves el director general del Fondo Ruso de Inversiones Directas (FRID), Kiril Dmítriev.

«Ayer concluimos con éxito la primera fase de los ensayos clínicos de la vacuna desarrollada por el Instituto Gamalei y la segunda fase esperamos terminarla el 3 de agosto, luego enseguida pondremos en marcha la tercera etapa, y no solo en Rusia, sino en una serie de otros países», dijo Dmítriev en una rueda de prensa telemática.

Agregó que los científicos esperan que la aprobación de los órganos reguladores para el empleo masivo de la vacuna llegue ya «en agosto o en septiembre» de manera que pueda salir al mercado antes de octubre.

Según el funcionario, la vacuna rusa será «única» porque es la primera en el mundo que fue testado en animales -hámsters- que fueron infectados con una dosis mortal del virus tras recibir la vacuna y no se enfermaron.

«Naturalmente, todavía queda un camino por andar para mostrar ese efecto en humano en diversas fases», precisó Dmítriev, quien dijo haber recibido ya una dosis de la vacuna experimental rusa porque está convencido de su eficacia y carácter inocuo.

«Ahora puedo oficialmente donar el plasma para salvar otras vidas», dijo tras señalar que gracias al remedio ruso ha desarrollado elevada dosis de anticuerpos ante la COVID-19.

Dmítriev explicó que la vacuna prevé dos inyecciones, la segunda de las cuales se realiza 20 días después de la primera, y juntos hacen que la vacuna sea más «efectiva y duradera» para garantizar una inmunidad ante el virus durante alrededor de dos años.

«Planeamos producir 30 millones de dosis de esa vacuna en Rusia durante el año en curso», agregó.

El funcionario afirmó que Rusia ya ha percibido el interés de otros países hacia su vacuna en desarrollo, incluidos algunos estados de América Latina, y está abierta para la colaboración con los colegas de todo el mundo para producir, en particular, el remedio ruso en otros países.

La vice primera ministra, Tatiana Gólikova, sostuvo a su vez que actualmente en Rusia se están desarrollando 26 vacunas contra el coronavirus y que los resultados de las investigaciones dan esperanzas de que se puedan utilizar en un futuro próximo.

«La escuela rusa de las vacunas es una de las tres escuelas más desarrolladas del mundo por lo que hemos logrado seleccionar una vacuna (la que protege contra el virus del Ébola) y modificarla un poco», explicó Dmítriev el proceso de la búsqueda de una cura contra el coronavirus en Rusia.

En este sentido, también destacó la efectividad del fármaco ruso Afivavir, desarrollado en base a un antiviral japonés, y señaló este ha demostrado su gran utilidad en casos leves y de mediana gravedad de coronavirus.

Rusia registró este miércoles 6 mil 428 nuevos caso de coronavirus, lo que llevó la cifra total de los contagios desde el estallido de la pandemia a 752 mil 797.

La COVID-19 también ha sido la causa de 11 mil 970 fallecimientos en este país, según las cifras oficiales.

Vacuna de Oxford quizá «en septiembre»

Los ensayos en humanos de la vacuna candidata contra la COVID-19 que desarrolla la Universidad de Oxford han mostrado «resultados prometedores» al haber estimulado la respuesta deseada del sistema inmune, según revela este jueves la prensa del Reino Unido.

En la fase de estudio en humanos, que comenzó en abril y en la que participan unos mil voluntarios sanos, los científicos han detectado que la posible vacuna genera los anticuerpos y las células T que podrían ser las adecuadas para generar una respuesta inmune contra la COVID-19.

Los investigadores señalaron que aún tienen que demostrar que esta respuesta inmune combinada es suficiente para evitar la infección, pero precisaron que el hecho de que se haya probado tal efecto es muy positivo.

David Carpenter, presidente del comité de Ética de Investigación de Berkshire, que aprobó el ensayo de Oxford y continúa trabajando con este grupo de científicos, afirmó que el equipo estaba «absolutamente encaminado» a lograr la vacuna.

«Nadie puede poner fechas finales… las cosas podrían salir mal, pero la realidad es que al trabajar con una gran compañía farmacéutica, esa vacuna podría estar bastante disponible en septiembre y ese es el tipo de objetivo en el que se está trabajando», señaló.

AstraZeneca es la empresa farmacéutica con la que colabora la prestigiosa universidad para conseguir este objetivo.

El ministro británico de Sanidad, Matt Hancock, indicó que los investigadores, entre los que también hay un equipo del Imperial College London, trabajan para lograr el «mejor escenario» que posibilite poner en circulación una vacuna a lo largo de este año, aunque admitió que es más probable que esto suceda en 2021.

«Todos estamos trabajando para lograr el mejor de los escenarios, todos estamos dando a AstraZeneca y al equipo de Oxford y del Imperial (College London) todo el apoyo posible. También estamos trabajando en otras vacunas potenciales en todo el mundo, incluida América, Alemania y los Países Bajos», dijo Hancock.

 

Vacuna China-Árabe en Fase III

Miratos Árabes Unidos (EAU) comenzó este jueves en Dubái la tercera fase de pruebas de la vacuna en la que trabaja junto a la farmacéutica china Sinopharm para combatir la COVID-19, una de las más avanzadas en la fase de ensayos en el mundo.

El presidente del Departamento de Salud de Abu Dabi, Sheikh Abdalá bin Mohamed Al Hamed, fue el primer paciente en ser vacunado, según un comunicado del Gobierno emiratí.

De acuerdo con el comunicado, la vacuna desarrollada conjuntamente por los Institutos de Productos Biológicos y de Virología de Wuhan y por la Academia China de Ciencias con apoyo de Emiratos, es la primera en el mundo que alcanza la fase tres.

«Emiratos fue elegido por los socios cooperantes para realizar las pruebas de la vacuna ya que en el país viven personas de 200 nacionalidades, lo que permite una investigación profunda entre múltiples grupos étnicos incrementando su viabilidad para su aplicación global», agrega la nota.

En la fase 2 se administra la posible vacuna a personas que responden a un perfil medio para evaluar su eficacia y seguridad. En la tercera se requiere la participación de miles de voluntarios.

Emiratos anunció el lunes que 15 mil personas participarán en esta tercera fase de los ensayos de la vacuna.

Hace un mes, el Instituto de Productos Biológicos de Wuhan, afiliado a Sinopharm, anunció que los ensayos no habían mostrado ningún efecto secundario grave en las primeras dos fases.

Según los últimos datos oficiales, EAU ha registrado hasta la fecha 55 mil 838 casos de coronavirus y 335 fallecimientos, y el país ha ido levantando en las últimas semanas las restricciones impuestas para mitigar la expansión del virus.

 

Por: Agencia EFE

Digiqole ad

Angel Marcelino

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: