Mueren 54 personas ahogadas cuando huían de violencia yihadista en Mozambique

 Mueren 54 personas ahogadas cuando huían de violencia yihadista en Mozambique

Maputo. – Al menos 54 personas que huían del terrorismo yihadista que afecta al norte de Mozambique murieron el pasado jueves cuando se hundió la embarcación en la que viajaban, según reportó este martes una plataforma de monitoreo gestionada, entre otros organismos, por el International Crisis Group (ICG).

La embarcación de madera partió el 29 de octubre del distrito de Palma, en la provincia de Cabo Delgado, con 74 pasajeros y pretendía llegar a la ciudad de Pemba, capital de dicha provincia, pero chocó con unas rocas en alta mar.

El barco acabó volcando cuando el comandante intentó distanciarse de la isla de Makalowe, donde temían la presencia del grupo yihadista Al Shabab, que, vinculado al Estado Islámico pero sin relación con el grupo homónimo somalí, comete ataques frecuentes en esta zona del norte de Mozambique desde finales de 2017.

Una superviviente, que llegó a la playa de Paquitembe, en Pemba, el pasado lunes explicó que entre los fallecidos se encuentran al menos 11 niños, según aseguró a la plataforma de monitoreo del terrorismo en Mozambique Cabo Ligado, gestionada por los medios locales Mediafax y Zitamar y el ICG.

Solo consiguieron sobrevivir 20 personas, según explicó la mujer, que se aferraron a la embarcación volcada que acabó encallando en una región remota de la isla de Makalowe, desde donde finalmente consiguieron ser trasladados a la capital de Cabo Delgado.

La semana pasada, el primer ministro mozambiqueño, Carlos Agostinho de Rosário, dijo que más de 435.000 mozambiqueños han huido ya de sus hogares por los ataques llevados a cabo en el norte del país por el grupo Al Shabab en los últimos tres años.

Cerca de 150 embarcaciones con unas 12.000 personas llegadas de las áreas más afectadas por el terrorismo -Macomia, Quissanga y algunas islas del archipiélago de Quirimbas- atracaron en Pemba entre los días 16 y 27 de octubre, según medios locales.

Al Shabab atentó por primera vez hace tres años contra varias instituciones gubernamentales, además de una comisaria en la que murieron dos policías, del distrito de Mocímboa da Praia (Cabo Delgado).

Desde entonces, este tipo de ataques armados solo ha ido en aumento, siendo también víctimas la población civil de esta región rica en piedras preciosas (rubíes) y proyectos de extracción de gas natural de los que participan grandes multinacionales como la italiana ENI o la estadounidense Anadarko.

Cabo Ligado ha registrado durante estos tres años al menos 647 eventos violentos que resultaron en 2.131 muertes, incluidos 1.149 civiles.

Según Amnistía Internacional (AI), sólo en los primeros cuatro meses de 2020 los ataques violentos perpetrados en Cabo Delgado por parte de Al Shabab aumentaron en un 300 % respecto al mismo periodo de 2019.

 

Fuente: Agencia EFE

Digiqole ad

Angel Marcelino

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: