Madrid restringirá la «movilidad y actividad» en las zonas más afectadas por la Covid y Aguado pide a Sánchez que intervenga

 Madrid restringirá la «movilidad y actividad» en las zonas más afectadas por la Covid y Aguado pide a Sánchez que intervenga

«Es necesario y urgente que el Gobierno de España se implique en el control de la pandemia en Madrid», ha asegurado el vicepresidente de la Comunidad, que no ha concretado si ha solicitado a Ayuso que pida el estado de alarma.

Madrid, España. – El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha confirmado esta mañana que, ante el crecimiento «sostenido de la pandemia» en Madrid, su consejería está trabajando en medidas para «restringir la movilidad y reducir la actividad» en las zonas de mayor transmisión del virus, pero no ha especificado cuáles. Mientras, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha considerado «necesario y urgente» que el Gobierno de Pedro Sánchez «se implique» para frenar la segunda ola de la pandemia en Madrid.

La situación de la sanidad madrileña, donde los hospitales de la región superan ya el 20% de ocupación por Covid -el 40% en el caso de las UCIS- y ayer se superó la barrera de los 1.500 contagios diarios, ha obligado al Gobierno regional a plantear nuevas medidas restrictivas, que serán presentadas mañana -en Sol afirman que todavía no están decididas del todo-, y a una parte del Gobierno, al menos -a Ciudadanos- a pedir ayuda al Gobierno central.

«Es necesario y urgente que el Gobierno de España se implique en el control de la pandemia en Madrid y así se lo he trasladado a la presidenta, que cuenta con mi total respaldo», ha asegurado Aguado en una comparecencia sin preguntas en la sede del Gobierno regional en la Puerta del Sol.

«Es absolutamente imposible acabar con una epidemia de estas características sólo desde un Gobierno regional», ha afirmado Aguado, que ayer no ofreció su habitual rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno después de que el viceconsejero de Sanidad, Antonio Zapatero, afirmara por la mañana que el Gobierno de Ayuso estudia «confinamientos selectivos», algo que fue negado posteriormente por otras fuentes del Ejecutivo, que hablaban sólo de «restricciones a la movilidad».

«La situación en Madrid no va bien, vamos a necesitar hacer más esfuerzos, pero no bajemos los brazos. Aunque la situación esté empeorando estamos a tiempo. Necesitamos una tregua política, dejar de crispar, de señalar los unos a los otros», ha dicho Aguado, que ha pedido «abandonar los rifirrafes, dejar caer las pistolas y ofrecer soluciones conjuntas». El vicepresidente regional no ha aclarado, sin embargo, si ha solicitado a Ayuso que pida a Sánchez el estado de alarma.

Tras acabar la comparecencia pública, en un vídeo remitido a los medios, Ruiz Escudero, titular de Sanidad, evitaba usar el término «confinamientos» usado ayer por su número dos, Antonio Zapatero, para hablar de «restringir la movilidad y reducir la actividad» en los barrios mas afectados por la pandemia ahora mismo.

El consejero ha querido así trasladar tranquilidad a los madrileños tras las «interpretaciones sobre la situación del coronavirus en la región». «Otras comunidades autónomas han tomado decisiones en este sentido y Madrid va a realizarlo en esa línea que pretendemos siempre para tratar de detener y contener al virus», ha añadido en la escueta declaración, de poco más de un minuto de duración, en la que no ha concretado cuáles son las zonas de más incidencia donde se aplicarán las medidas.

Las zonas más calientes del virus ahora mismo y donde podrían ejecutarse estas medidas de restricción son los distritos de Usera, Villaverde y Puente de Vallecas, con un índice acumulado de más de 1.000 casos por 100.000 habitantes, seguidos de Carabanchel (884)- Ciudad Lineal (876) , San Blas (751) y Centro (750), y las localidades de Humanes, Moraleja de Enmedio, Ribatejada, Villa del Prado, Parla, Valdaracete, Brea del Tajo, Alcobendas y Fuenlabrada.

Otra de las medidas que el Gobierno regional está estudiando es, como avanzó ayer EL MUNDO, reabrir el hospital de Ifema, montado en apenas 30 horas en dos naves del recinto ferial donde se atendieron a 4.000 pacientes con Covid en el pico de la pandemia y que aliviaron en gran medida la presión asistencial de los hospitales. La intención ahora al abrir Ifema sería evitar que muchos hospitales se conviertan en espacios 100% Covid como ocurrió en marzo y abril.

Además, desde la consejería de Ruiz-Escudero también planean limitar aun más el número de personas permitidas en reuniones tanto en espacios públicos como privados y que ahora se sitúa en diez.

 

Fuente: El Mundo

Digiqole ad

Angel Marcelino

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: