Aliados de Bolsonaro ganan en el Congreso de Brasil

 Aliados de Bolsonaro ganan en el Congreso de Brasil

Brasilia. –  El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ayudó a colocar a dos aliados en los puestos más importantes de las dos cámaras del Congreso, un éxito que se espera le ayude a frenar una iniciativa de manifestantes para celebrar un juicio político al mandatario conservador.

El diputado Arthur Lira, del grupo de centroderecha Partido Progresista, fue elegido por sus colegas el lunes como presidente de la Cámara de Diputados, mientras que el senador Rodrigo Pacheco, del Partido Demócrata, de centroderecha, fue elegido como presidente del Senado.

Cualquier proceso de juicio político tendría que comenzar en la cámara baja, donde el presidente saliente de la cámara, Rodrigo Maia, fue crítico con Bolsonaro, pero también rechazó las peticiones de iniciar un juicio político. El candidato de Maia a sucederle, Luiz Felipe Baleia Rossi, obtuvo 145 votos en la cámara baja, frente a los 302 de Lira.

En el Senado, Pacheco también también tuvo el apoyo de los partidos de oposición pese al respaldo explícito de Bolsonaro.

Ni Lira ni Pachecho mencionaron a Bolsonaro en sus discursos de victoria, y ambos prometieron liderar una legislatura independiente.

“La neutralidad debe marcar esta presidencia, el respeto a las costumbres, a la minoría y la mayoría”, dijo Lira.

Aun así, el presidente de Brasil publicó una foto de sí mismo con Lira en sus cuentas de medios sociales.

Los críticos de Bolsonaro, que está en la mitad de su mandato de cuatro años, han celebrado manifestaciones para pedir su marcha por su gestión de la pandemia del coronavirus, que ha causado más muertes en Brasil que en ningún otro país, salvo Estados Unidos.

Beatriz Rey, politóloga en el Centro de Estudios Latinos y Latinoamericanos en la Universidad Americana de Washington, dijo que las dos victorias reducen el riesgo de que Bolsonaro se vea impugnado, aunque tampoco lo eliminan por completo.

“Bolsonaro ha ganado, pero no está claro que vaya a tener un apoyo incondicional”, dijo Rey. “No tiene una coalición en el Congreso, y por eso ha sido tan activo en esta votación. Pero puede perder el control si tiene problemas de gasto, si su reforma del gabinete no funciona. El presidente necesita el apoyo de estos partidos de centroderecha”.

Bolsonaro abandonó a su propio partido poco después de ser elegido presidente y ha tenido problemas para encontrar apoyo a sus medidas en un complejo entorno con muchos partidos.

La popularidad de Bolsonaro se ha hundido hasta poco más del 30%, una situación que los analistas han atribuido a la demora en las vacunaciones contra el coronavirus y al recorte de las subvenciones en efectivo a los pobres del país.

Su relativa debilidad ha dado más poder de negociación a un grupo de legisladores centristas, señaló Márcio Coimbra, coordinador de estudios de posgrado en relaciones institucionales y de gobierno en la Universidad Presbiteriana Mackenzie.

Coimbra señaló que el precio de su apoyo podría empezar por la concesión de puestos en el gobierno, la clase de política de conveniencia que Bolsonaro prometió evitar cuando se presentó a la presidencia afirmando que combatiría la corrupción.

Según publicó el lunes el periódico Estado de S.Paulo, el gobierno de Bolsonaro pagó en enero más de 92 millones de dólares en fondos destinados a proyectos especiales respaldados por legisladores concretos, una cifra récord para ese mes. Los analistas asociaron esas cifras con las elecciones a la presidencia de ambas cámaras, una maniobra habitual de los mandatarios brasileños y a la que Bolsonaro había prometido poner fin.

Miembros de los partidos centristas han puesto los ojos en ministerios como Salud, Minería y Desarrollo Regional, según colaboradores de Bolsonaro y legisladores influyentes que hablaron bajo condición de anonimato.

“La victoria de Lira dará la impresión de una alianza, de solidez en la relación del Congreso con Bolsonaro”, dijo Thiago de Aragao, director de estrategia en la consultora de riesgo político Arko Advice. “Pero en realidad, será algo que seguirá requiriendo negociación cada día, y negociación sobre cada uno de los temas que se voten”.

Fuente: AP

Digiqole ad

Angel Marcelino

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: